Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Colegio en Bogotá avisa a los padres que no enseña sobre sexo, población LGBTI o “izquierdismo”

Colegio en Bogotá avisa a los padres que no enseña sobre sexo, población LGBTI o “izquierdismo”
Internacional

La institución educativa envió una infografía a varios miembros de la comunidad estudiantil explicando las cosas que no se deben aprender en el colegio; sin embargo, se retractó posteriormente por medio de un comunicado

A través de un newsletter o boletín informativo, el Colegio San Mateo Apóstol de Bogotá informó a los miembros de la comunidad que en la institución “no se aprende” sobre sexo, ideología o activismo LGBT ni comunismo, izquierdismo o socialismo. Una comunicación que despertó polémica y llevó a que el prestigioso establecimiento se retractara.

La denuncia fue realizada por una egresada de la institución que compartió en redes sociales la infografía enviada en el nwesletter de la institución, a raíz de la cual reunieron más de 200 firmas para que el colegio se retractara de las afirmaciones.

El documento, que tenía el logo del Colegio San Mateo y la organización Inspired a la que pertenece, fue enviado el pasado 24 de agosto, según la institución, desde el área de comunicaciones llegando a varios miembros de la comunidad educativa.

“Las ex alumnas y los ex alumnos abajo firmantes, graduados de diferentes promociones, nos unimos para rechazar la comunicación del Newsletter del 24 agosto del presente año por parte del Colegio San Mateo, cuya parte especifica adjuntamos abajo, ya que consideramos que no refleja una educación de calidad propia del Siglo XXI, ni de cara a los retos del presente”, expresaron en una carta enviada a Luz Elena Aljure, rectora de la institución.

Los ex miembros de la institución cuestionaron la afirmación “en el colegio no se aprende sobre Comunismo, izquierdismo o Socialismo (sic.)”, porque son temas para el conocimiento en historia y filosofía.

Si bien cada quien tiene derecho a tener una ideología política, más allá de las tendencias, es un derecho y un deber como institución educativa enseñar aquello en clave histórica y social. Están privando a los estudiantes la posibilidad de debatir y pensar críticamente al vetar la discusión de dichos temas en las aulas de clase”, señalaron.

Respecto a que “En el colegio no se aprende sobre sexo, ideología de género o activismo LGBT”, los exalumnos y exalumnas cuestionaron que el colegio se ufane de no impartir una educación sexual integral a los estudiantes, toda vez que es obligatoria en Colombia y se deje la carga a los padres.

Es inaudito que el Colegio pretenda invisibilizar y estigmatizar a la población LGBTIQ+. Esto es desconocer que el colegio debe ser un entorno seguro para todas las personas en todas sus diversidades. Afirmaciones como las presentes en el Newsletter parecen promover homofobia y discriminación. Homofobia como la que mató al estudiante Sergio Urrego en el 2014″, señalaron en la carta con la que pedía la retractación.

Luego de rechazar todo ese tipo de conocimientos o temas en las clases de la institución, la infografía cerraba con la frase “Porque en el Colegio los profesores deben enseñar” y desglosaban las clases básicas como matemáticas, español, historia, geografía, lengua extranjera y las tradicionales materias escolares.

La afirmación de los profesores deben enseñar, limita la educación a unas áreas del conocimiento herméticas y estériles. La educación no se reduce a las materias que ve el estudiantado, por el contrario, las y los maestros enseñan sobre la vida y la humanidad con su ejemplo y con la forma en la que aplican la teoría a la cotidianidad y al contexto social on el que nos encontramos”, agregaron los exalumnos.

Al pie de página, el documento del Colegio San Mateo decía: “Porque con lo que se aprende en casa se respeta al individuo, se respeta la vida, la libertad y la propiedad de todos”, que para los exalumnos y exalumnas era una forma de lavarse las manos sobre posturas retrógradas y homofóbicas que se exponían en la comunicación.

“Es realmente lamentable e infortunado que el colegio en el que nos formamos promueva este tipo de visiones y no nos hace sentir orgullo habemos graduado de la institución. Qué pena que el trabajo de tantos años de grandes profesoras y profesores que han pasado por esas aulas se vea opacado por unas directrices tan impertinentes y que tanto daño le hacen a la sociedad” concluyeron y solicitaron la retractación pública.

La denuncia llegó incluso al Congreso de la República, donde el representante Mauricio Toro solicitó a la Secretaría de Educación de Bogotá iniciar una investigación y adelantar las sanciones correspondientes en contra del Colegio San Mateo. Según el congresista, esa disposición del colegio estaría violando la Ley 1620 de 2016 y desconociendo la sentencia T-478 de 2015 de la Corte Constitucional en el caso de Sergio Urrego.

Denuncia Mauricio Toro

En la noche de este 1 de septiembre, el Colegio San Mateo Apóstol publicó en sus redes sociales un comunicado para retractarse de las afirmaciones expuestas en el newsletter. Afirmaron que los “comentarios expresados son inconsistentes con sus valores como comunidad escolar” y “son objetivamente incorrectos”.

“Concretamente queremos excusarnos por el malestar que este boletín haya causado a cualquier persona dentro o fuera de nuestra comunidad. Inspired es una organización que se nutre de la diversidad y que enseña a todos los estudiantes de nuestros colegios a “abrazar su individualidad, pues justamente eso es lo que los hace especiales”, escribieron.

Aseguraron, aunque sin hacer referencia a la población LGBTI, que inculcan a sus estudiantes “que todas las personas, independientemente de su raza, género, etnia, orientación sexual, creencias religiosas o ideología política, son iguales y deben ser tratadas como tales”.

Incluso, la institución afirmó que sí enseña sobre comunismo y socialismo en las asignaturas de historia y filosofía, en las que no defienden ninguna postura política, sino que se esfuerzan por ser “un lugar de discusión e ideas abiertas”.

Para los exalumnos y exalumnas que expresaron su protesta por las afirmaciones, la retractación no es suficiente sin una acción de reparación que impida que ese tipo de mensajes puedan volverse a presentar en otro escenario.

Fuente: infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

Más artículos

Cargando…
Translate »