Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Día del Orgullo Gay en América Latina: crisis sanitaria, retrocesos y desafíos pendientes

Día del Orgullo Gay en América Latina: crisis sanitaria, retrocesos y desafíos pendientes
Artículos

El repunte de casos de Covid-19 en la región latinoamericana no impidió que las personas pertenecientes a la comunidad LGTBIQ se tomaran las calles y alzaran la voz por sus derechos que aún son fuertemente vulnerados en la región. Tras un año de pandemia, muchos de los avances en la materia retrocedieron considerablemente.

A pesar de la grave situación sanitaria que vive América Latina, varias de sus principales ciudades se tiñeron de los colores del arcoíris para conmemorar el día del Orgullo Gay.

Muchos de los gobiernos latinoamericanos exhortaron a las personas a permanecer en sus casas y hacer la conmemoración de manera virtual. Sin embargo, múltiples colectivos LGTBIQ invitaron a la ciudadanía a reivindicar en las calles sus derechos, los cuales todavía son violados en gran parte de América Latina.

Así ocurrió en México, donde miles de personas se sumaron a la XLIII edición de la marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) el 26 de junio. En el país, ya existe un reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo en más de 20 de los 32 estados. Sin embargo, los asesinatos y abusos hacia las personas de la Comunidad LGTBIQ siguen estando presentes.

“No queríamos ‘vender’ el movimiento porque es de todos y todos somos la marcha. Algunos lo hicieron virtual para tener patrocinios, pero nosotros salimos simplemente a las calles, como cada año”, dijo a Efe Scarlett Giselle Reyes, del colectivo Agenda Nacional Política Trans.

Sin embargo, no sólo México se sumó a la conmemoración, también lo hicieron en países como El Salvador, Panamá, Colombia y Ecuador.

Las movilizaciones en medio de un repunte de casos de Covid-19 dan cuenta de que aún existe un gran camino que recorrer para asegurar los derechos de la comunidad en los países latinoamericanos donde aún, según el informe Homofobia de Estado 2020, nueve de ellos siguen considerando que es ilegal tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.

La tipificación por parte de algunas naciones a las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo como “sodomía”, “indecencia grave” o “acto contra natura”, es solo una muestra más de violencia que deben atravesar las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, queers, intersexuales y otros grupos con diversas orientaciones sexuales e identidades de género en la región.

Los homicidios siguen golpeando a la comunidad LGTBIQ

Según un comunicado de Amnistía Internacional titulado como “Cuando ser uno mismo se paga con la vida”: “las amenazas a la vida de las personas LGTBIQ son especialmente preocupantes en Mesoamérica”.

Destacan la violencia en los países del triángulo norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), donde hay una incapacidad de los gobiernos para resguardar su integridad y sus vidas.

En Honduras, como informa la Red Lésbica Cattrachas, entre 2009 y 2017 se reportaron 264 asesinatos a personas LGBTIQ. Mientras que en El Salvador, la ONG COMCAVIS-TRANS informó de 28 ataques graves contra personas pertenecientes a la comunidad en un periodo comprendido entre enero y septiembre de 2017.

De hecho, según el informe “El prejuicio no conoce fronteras”, de la organización SInViolencia LGBIQ, Honduras es el país con más muertes violentas de personas LGTBIQ de la región seguido por Colombia y El Salvador.

Las cifras de los países latinoamericanos no son muy alentadoras en materia de homicidios. Entre enero de 2014 y junio de 2019, 1.292 personas LGTBIQ fueron asesinadas tan sólo en los nueve países con más violencia homicida hacia las personas de la comunidad.

¿Qué hay de la legalización del matrimonio igualitario?

En 2020, Costa Rica se convirtió en el más reciente país de la región en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Ese mismo año, en Bolivia se reconoció el primer matrimonio civil entre dos hombres. Mientras tanto, otros dos estados mexicanos le dieron el sí al matrimonio igualitario: Puebla y Tlaxcala.

Con estos avances, en América del Sur el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y Uruguay. Cabe recordar que en Chile y Bolivia las uniones civiles o “de hecho” son aceptadas en toda la nación.

En Centroamérica, los datos son aún menos favorables. Allí, solo México, Costa Rica y Puerto Rico han dado el paso.

La situación de la comunidad Trans

Las personas transexuales siguen siendo de las más vulnerables de la comunidad. El Observatorio de Personas Trans Asesinadas de Transgender Europe reportó que entre 2008 y 2020, 3.664 personas transexuales fueron asesinadas en el mundo.

Varios de los países latinoamericanos ocupan los primeros puestos de esa lista. En Brasil más de 1.500 personas trans fueron asesinadas en dicho periodo, 528 en México, 180 en Colombia, 126 en Venezuela y 107 en Honduras.

La transfobia sigue siendo un grave problema en casi todos los países. Por ejemplo, solo en 2020 en México existieron 43 transfeminicidios y en Argentina en 2018 se denunció que 43 mujeres trans murieron por ausencia o abandono estatal.

Los retrocesos a los que llevó la pandemia 

Después de más de un año de pandemia, múltiples organizaciones protectoras de los DD. HH. evidencian el retroceso en varios temas relacionados a la comunidad LGTBIQ en América Latina.

El documento publicado por Human Rights Watch, “Vivo cada día con miedo”, muestra el empeoramiento de los actos de violencia y de discriminación a personas de la comunidad LGTBIQ en El Salvador, Guatemala y Honduras.

En medio de las marchas por el día del Orgullo Gay una persona ondea la bandera que representa a la comunidad LGTBIQ. © Christian Palm / AP

Según dice el informe “las personas LGBT huían de contextos con altos niveles de violencia generalizada. Sin embargo, muchas también huían de la persecución basada en la orientación sexual o la identidad de género”.

Al haberse cerrado la frontera sur de EE. UU por el pretexto de la pandemia, dichas personas tuvieron que permanecer en México o volver a sus países de origen.

Por otro lado, la CIDH destacó el Decreto Supremo 057-2020-PCM de Perú que se tomó como una medida de contención de la pandemia, pero que derivó en un alza en la discriminación a las personas trans al establecer la “circulación de mujeres y varones” en días específicos.

Tal como mostró la Comisión este derivó en “abusos físicos y verbales por parte de agentes del orden público; incluso, fueron obligadas a repetir frases que niegan su identidad de género autopercibida”.

Finalmente, en Colombia la organización Caribe Afirmativo constató que la pandemia ha sido un pretexto para la denegación de derechos y la evidencia de desigualdades históricas y exclusiones sistemáticas que sufren las personas LGBT”.

La organización evidenció que las medidas sanitarias llevaron a las personas de la comunidad a convivir en sus hogares con personas que los discriminan y los violentan. Así pues, la pandemia se constituye como un reto más al que se tienen que enfrentar las naciones latinoamericanas para asegurar la protección de los derechos de la comunidad LGTBIQ que los pide en las calles.

Reuters, AP y medios locales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

Más artículos

Cargando…
Translate »